Matemáticas y religión

A inicios del siglo XIX una corriente de pensamiento «afirma que el único conocimiento auténtico es el conocimiento científico, y que tal conocimiento solamente puede surgir de la afirmación positiva de las teorías a través del método científico» (wiki).  Esta corriente denominada positivismo tiene una auge durante el siglo XX con los estudios de Bertrand Russell y otros como el filósofo Ludwig Wittgenstein. Un grupo de intelectuales intentaron el alejar definitivamente a la ciencia de la metafísica, utilizando el desarrollo de la lógica de Russell.

Como corrientes filosóficas, maduraron, se bifurcaron y fueron criticadas por otras. Hoy podemos leer en tendencias21.net una reseña sobre Matemáticas y religión, un libro sobre nuestros lenguajes de signos y símbolos, de Javier Leach, donde el autor comenta que las matemáticas son insuficientes para probar la consistencia de la realidad. Según él, es necesario dar un salto metafísico, la necesaria apertura de los lenguajes formal y científico supone una buena posibilidad para que los lenguajes de la metafísica y la religión propongan ideas acerca de por qué el mundo es tal cual. Ahora bien, las reflexiones teológicas no pueden ser independientes de los resultados científicos y matemáticos.

Enlace de interés

Did you like this? Share it:
This entry was posted in Actualidad, Libros. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *