El ejercicio mejora la capacidad para las matemáticas

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) –Practicar ejercicio de forma regular mejora la habilidad de los niños con sobrepeso para pensar, hacer planes y estudiar matemáticas, según un estudio de la Georgia Health Sciences University, en Estados Unidos, que se publica en ‘Health Psychology’.

Según Catherine Davis, psicóloga del Instituto de Prevención de esta universidad de Georgia y autora de este trabajo, esperan que estos descubrimientos, realizados en 171 niños con sobrepeso entre los 7 y los 11 años –todos sedentarios al inició el estudio–, den a los educadores «la evidencia necesaria» de la importancia de practicar una actividad física regular y vigorosa durante la jornada escolar.

«Espero que estos descubrimientos puedan ayudar a restablecer el importante papel de la actividad física en las escuelas a la hora de ayudar a los niños a estar bien físicamente y agudos mentalmente», indica Davis, quien ha insistido en que, «para que los niños puedan alcanzar su máximo potencia, necesitan ser activos».

Para medir su condición, los investigadores utilizaron el Sistema de Valoración Cognitiva y el Test Woodcock-Johnson que valora habilidades como la capacidad de planificar y las capacidades académicas, en materias como las matemáticas o la lectura. Un conjunto de niños recibió una imagen de resonancia magnética funcional que destacaba el aumento o descenso de la actividad en varias áreas del cerebro.

Las imágenes de resonancia magnética mostraron que quienes practicaron deporte aumentaron su actividad cerebral en el cortex prefrontal, un área asociada con el pensamiento complejo, la toma de decisiones y el comportamiento social correcto. Asimismo, bajaba su actividad en un área del cerebro que se sitúa tras el cortex. El cambio parece generar un desarrollo rápido de habilidades cognitivas, dice.

La noticia puede parecer obvia o absurda según se mire. Sin embargo debemos fijarnos que un alto porcentaje de la población norteamericana es obesa, y el crecimiento de la obesidad infantil augura un serio problema en pocas décadas. Nuestro país no sufre esta preocupación, todavía, pero debemos recordar que lo que sucede en el nuevo continente termina llegando al viejo.

Enlace de interés